Pulir faros de coche: guía completa para restaurar la claridad y brillo

Los faros son una parte esencial del sistema de seguridad de cualquier coche, ya que proporcionan visibilidad durante la noche y en condiciones meteorológicas adversas. Sin embargo, con el tiempo, las lentes de plástico de los faros pueden enturbiarse, volverse turbias o amarillentas debido a la exposición a los rayos UV, los productos químicos y el desgaste general. Esto no sólo afecta al aspecto de tu vehículo, sino que también disminuye la capacidad de los faros para iluminar la carretera.

Para restaurar la claridad y el brillo de los faros de tu coche, es importante pulir y eliminar la suciedad, la oxidación y los arañazos acumulados. En esta completa guía, te guiaremos paso a paso por el proceso de pulido de los faros del coche para devolverles su estado cristalino original.

Paso 1: Preparación

El primer paso para restaurar los faros de tu coche es reunir los materiales necesarios y asegurarte un espacio de trabajo limpio. Estos son los elementos que necesitarás:

  • Jabón suave o solución de lavado de coches
  • Agua
  • Paños de microfibra
  • Cinta de enmascarar
  • Papel de lija (opciones de grano: 800, 1000, 1500, 2000 y 3000)
  • Compuesto de pulido
  • Tampón eléctrico o almohadilla de pulido
  • Protector de la capa transparente resistente a los rayos UV

Antes de empezar, asegúrate de que el coche está aparcado en una zona sombreada y los faros están fríos al tacto. Además, desconecta los conectores eléctricos de los faros para evitar daños durante el proceso.

Paso 2: Limpieza

El segundo paso consiste en limpiar a fondo los faros. Empieza lavando los faros con jabón suave o una solución de lavado de coches para eliminar cualquier suciedad o mugre suelta. Acláralos con agua y sécalos con un paño de microfibra.

A continuación, utiliza cinta adhesiva para proteger la pintura del coche que rodea los faros, ya que el compuesto de pulido y el lijado pueden rayar la superficie.

Paso 3: Lijado

Utilizando papel de lija de grano gradualmente más fino (empezando por 800 y llegando a 3000), lija en húmedo la superficie del faro. Mantener el faro y el papel de lija húmedos evitará el calor y la fricción excesivos. Lija con movimientos horizontales, verticales y circulares hasta que la lente quede lisa y con un aspecto esmerilado uniforme.

Asegúrate de enjuagar el faro y la lija con frecuencia para eliminar restos y evitar arañazos. Limpia el exceso de agua con un paño de microfibra.

Paso 4: Pulido

Aplica una pequeña cantidad de compuesto de pulido en un paño limpio y suave o en un pulidor eléctrico con almohadilla de pulido. Pule el faro con movimientos circulares, aplicando una presión uniforme. Continúa puliendo hasta que la lente quede clara y brillante.

Recuerda hacer pausas y comprobar tus progresos. Si es necesario, repite el proceso de lijado y pulido hasta conseguir los resultados deseados.

Paso 5: Protección

Después de restaurar la claridad y el brillo de los faros de tu coche, es importante aplicar un protector transparente resistente a los rayos UV. Esto ayudará a prevenir futuros daños por los rayos UV y a mantener tus faros con un aspecto impecable.

Sigue las instrucciones del protector transparente y aplícalo uniformemente sobre los faros. Deja que se seque por completo antes de retirar la cinta adhesiva y volver a conectar los conectores eléctricos.

Paso 6: Mantenimiento

Para garantizar la longevidad de tus faros recién pulidos, es esencial mantenerlos con regularidad. Lava los faros junto con el coche y aplica una capa de cera para protegerlos de los factores ambientales.

Inspecciona los faros periódicamente para detectar cualquier signo de enturbiamiento o daño. Si es necesario, repite el proceso de pulido para restaurar su claridad.

Conclusión

Restaurar la claridad y el brillo de los faros de tu coche es una tarea gratificante que no sólo mejora el aspecto de tu vehículo, sino que también aumenta tu seguridad en la carretera. Siguiendo esta completa guía sobre cómo pulir los faros del coche, podrás transformar fácilmente las lentes empañadas en faros cristalinos. Recuerda ser paciente, hacer las pausas necesarias y dar siempre prioridad a la seguridad.

Si eres de Úbeda y alrededores ven a Vulcanizados San José para realizar el pulido de ruedas.

Viaja cómodo, viaja feliz.

×